martes, 2 de enero de 2007

Cómo lograr la mejor salud financiera particular


Al igual que Sancho Panza representa el mundo de lo práctico, frente al idealismo de Don Quijote, nosotros trataremos de ofrecer consejos de los dos tipos. Unos, como el de hoy, más conceptuales y teóricos, otros, como será el de planes de pensiones, más prácticos, indicando productos concretos para contratar.

John J. Brennan es Chairman de The Vanguard Group, una de las más prestigiosas gestoras de fondos del mundo. Los consejos que nos da para lograr una mejor salud financiera son cuatro:

Gasta menos dinero del que ganas
Debes vivir por debajo de tus posibilidades. Es una cuestión de hábitos de vida y cuanto antes se logre la disciplina, mejor. Los beneficios financieros son obvios. Si no logras ahorrar dinero, nunca podrás invertir. Pero además, al acostumbrarte a vivir por debajo de tus posibilidades, tendrás mayor protección frente a las incertidumbres asociadas con tu situación laboral o con gastos médicos inesperados.

Participa en los mercados
Hoy en día, gracias a productos como los fondos de inversión y los planes de pensiones, todo el mundo tiene la oportunidad de invertir. Posiblemente ésta sea la única forma de hacer frente a futuros gastos como el de la jubilación y de obtener ingresos extra. Existen diversidad de productos que, combinando acciones y bonos, pueden resolver satisfactoriamente esta necesidad. Pero lo importante es hacerlo. Y empezar cuanto antes. Una vez inmerso en los mercados se ha de aprender a convivir con la volatilidad. Aprender a resistir las reacciones emocionales ante posibles pérdidas creadas por fluctuaciones del corto plazo, manteniendo e incluso aumentado las inversiones. Todo ésto supondrá una productiva experiencia a lo largo de los años.

Invierte periódicamente
Todos los grandes inversores coinciden en que un programa periódico de ahorro e inversión es clave para tener éxito y seguridad financiera. La regularidad ayuda a desarrollar una disciplina de inversión a largo plazo independientemente de la situación de los mercados. Además reduce el riesgo (más emocional que real) de invertir una elevada cantidad justo en el pico de una burbuja financiera, como la de Internet en el 2000. Cualquier programa que nos deduzca automáticamente una cantidad de nuestra nómina puede ser muy útil. Especialmente si la cantidad deducida aumenta automáticamente con las subidas de sueldo.

Mantente informado
Lee habitualmente algún periódico financiero y la sección de economía de tu periódico local. El objetivo no es convertirse en un inversor profesional. De hecho, si tratas de reaccionar en base a las noticias que lees o que ves en la tele, probablemente te perjudicará ya que siempre llegarás tarde. El objetivo es que te familiarices con el funcionamiento de los mercados financieros. Con el tiempo esta familiaridad, te ayudará a diseñar y mantener planes financieros de largo plazo bien construidos.

Son cuatro sencillas fórmulas para empezar, pero seguro que son de utilidad de cara a mejorar la salud financiera particular. En nuestro próximo artículo hablaremos sobre cómo crear una adecuada cartera de inversiones, cuáles son los aspectos que hay que tener en cuenta y cuáles desechar.

Pero eso será entonces y esperamos contar con vosotros. En cualquier caso, os decimos lo mismo que le contestó Don Quijote a Sancho Panza cuando éste le insistía en que le diera la receta del Bálsamo de Fierabrás, que todo lo cura: “Calla, amigo, que mayores secretos pienso enseñarte, y mayores mercedes hacerte”.



Don Quijote de la Banca publicará el siguiente artículo el próximo día 16 de enero de 2007, que llevará por título “Claves para crear una adecuada cartera de inversiones”.



Si quieres estar al tanto de las novedades de Don Quijote de la Banca, envíanos un correo a donquijotedelabanca@gmail.com y estaremos encantados de anunciártelas con puntualidad.

8 comentarios:

Luispe dijo...

Hola,

En el artículo me hubiera gustado algún comentario más en el punto de "gasta menos de lo que ganas" en relación a la financiación y los mecanismos de crédito.

Un saludo y gracias por todo.

Anónimo dijo...

Distinguidos caballeros amigos:
Es una estupenda iniciativa el que aportéis luz en el desconocido mundo del negocio publicitado como "asesoramiento financiero". Las personas de a pie, estamos necesitadas de dirección para rentabilizar nuestros ahorros de toda una vida de trabajo. No llego a entender qué perseguís a medio plazo, pero de momento es un placer leeros (y además gratis). Seguid por favor adelante en vuestras andanzas. Seréis un referente de idealismo, justicia y conociminto.
SANCHO BANCA

Pedro dijo...

Enhorabuena otra vez; por el buen camino, por el buem consejo...

donquijotedelabanca dijo...

En contestación a lo de la financiación.
Básicamente hay dos tipos de préstamos: los de consumo y los hipotecarios.
Los primeros, de consumo, son delicados para la salud financiera ya que no facilitan el "gastar menos de lo que se gana" y además los elevados intereses que suelen acompañarles aumentan aún más los gastos. Solo deben usarse para solventar problemas de tesorería temporales.
Los segundos, los hipotecarios, son atractivos para mejorar la salud financiera ya que fuerzan a ahorrar e invertir en un inmueble y además tienen unos gastos de intereses mucho más bajos.
Espero que sea de utilidad ¿Alguien tiene otra opinión?

Anónimo dijo...

Hola,

Qué porcentaje de ahorros recomentadaríais que se dedicaran a inversiones más seguras como los fondos de pensiones, y a inversiones más arriesgadas como las acciones?

Enhorabuena por el blog, Mr. emprendedor ....

(la foto es tuya?)

EAP

donquijotedelabanca dijo...

En contestación a EAP.
Los planes de pensiones pueden estar invertidos en acciones o en otro tipo de activos. Su riesgo dependen del activo en que inviertan. Además, nosotros no recomendamos la inversión directa en bolsa porque dificulta la diversificación.
En el artículo siguiente aparencen los porcentajes recomendados según el tipo de activo (acciones, deuda del Estado...)

Anónimo dijo...

ya, pero incidiendo en la pregunta de EAP, y teniendo en cuenta los porcentajes que recomendáis, ¿existe un producto de inversión para cada uno de los aspectos que proponéis?

me preocupa el 20% recomendado a vivienda, puesto que, por lo menos a corto plazo y en mi situación particular, tengo cerca del 50% de mi sueldo inverstido en la compra de mi casa.

Me gustaría invertir como proponéis, pero me imagino que con esta descompensación que tengo ahora mismo en la vivienda no es posible en los próximos años.

Espero vuestros comentarios y ante todo muchas gracias por el tiempo que nos dedicáis.

donquijotedelabanca dijo...

en contestación a anónimo.
- Sí, existe un producto concreto para cada una de las categorías que recomendamos. A veces, un mismo producto, cubre varias categorías simultáneamente.

- Cuando decimos el 20% invertido en vivienda nos referimos al porcentaje sobre tu patrimonio total. No al porcentaje sobre tus ingresos, que no tiene nada que ver.

- Normalmente, al comprar una vivienda, suele descompensarse mucho la cartera de inversión hacia ladrillos. Se puede hacer poco. Una posibilidad es aumentar el préstamo con el banco y utilizar la liquidez para invertirlo en algún buen producto de largo plazo, como el plan de pensiones de fonditel renta activa. Con la desgravación conseguida, se recuperará parte de la liquidez para seguir pagando el préstamo. Deberías informarte en tu banco antes de lanzarte en un proyecto como éste